¿Cuánto cuesta autoeditar un libro?

Precisar cuánto cuesta autoeditar un libro es una tarea antipática, ya que depende de factores tales como el acabado de la obra. Cuanto más profesional sea el resultado, mayor la inversión.

En sí, tiene que quedar claro que la autoedición tiene unos mínimos costes. El objetivo de este artículo es explicarte cómo minimizarlos y, en algunos casos, reducirlos a un gasto soportable.

Igualmente, no te engañaré, hay gastos durante el proceso de autoedición que son ineludibles, siendo la adquisición de un ISBN el más representativo.

cuánto cuesta autoeditar un libro
Foto por Thought Catalog

Coste en formación

Partiendo de que tu formación editorial es mínima o nula, no está de más invertir en formación.

A día de hoy, son muchas las webs que incluyen tutoriales sobre las principales herramientas que intervienen en el proceso de edición. En muchos casos, son gratuitos, mientras que en otros el dispendio merece la pena, como en el caso de los cursos de Domestika. Pero si tu presupuesto es reducido, indaga por YouTube hasta dar con el tutorial que solucione tus dudas. Incluso encontrarás información sobre cuánto cuesta autoeditar un libro.

Por otra parte, ten siempre en cuenta que un tutorial de YouTube jamás te proporcionará la experiencia que generan años de práctica, pero puede ponerte en el buen camino si perseveras. Igualmente, aspectos de la autoedición como las correcciones ortotipográficas, de estilo y de galeradas no se aprenden en un día. El oficio de corrector, como mínimo, requiere cuatro años de formación académica.

Coste en software

Esta parte está más que solventada por el software libre. En Internet puedes descargar programas de todo tipo que harán sencilla la labor de diseño, desde la maquetación del libro a la composición de la cubierta.

Los procesadores de texto también han avanzado mucho, aunque siguen flaqueando en las correcciones gramaticales y de estilo. Es en estas últimas donde peor lo llevan, ya que en las correcciones de estilo abundan los errores que en escenarios como el lenguaje coloquial pasaríamos por alto.

Una alternativa al software libre son las plataformas de servicios de diseño online, como Canva, donde puedes crear flyers, puntos de libro e incluso la cubierta del libro a partir de una serie de modelos. La principal pega es que estos modelos son limitados y generan cierta uniformidad en los diseños, por lo que podemos encontrar más de un libro con el mismo aspecto.

A la hora de transformar el libro en un epub, más de lo mismo: existen numerosas herramientas gratuitas que transforman cualquier texto a este estándar editorial. Plataformas como Amazon incluyen dentro de sus servicios este tipo de herramientas.

Aun a riesgo de equivocarme, todas las herramientas que necesitarás a la hora de autoeditarte pueden encontrarse gratis en Internet.

Coste de impresión

Este coste es ineludible si quieres ver tu libro en formato físico. Las buenas noticias es que la impresión digital ha abaratado los costes espectacularmente, pero en contra tenemos el incremento de precio que ha experimentado el papel a causa de la crisis actual de materias primas.

En cualquier caso, puedes lanzar una tirada de cincuenta ejemplares por 300-500 euros. Todo dependerá de la imprenta y de las especificaciones de tu libro. Solicita presupuestos y contrasta.

Ten claro, sobre todo, cómo será la obra. Atiende al número de páginas, tamaño, características de la cubierta y otros tantos factores que la propia imprenta te solicitará.

Compra de ISBN

Como decía al comienzo del artículo, el ISBN es un gasto ineludible si quieres que tu libro impreso se haga un hueco en el mundo.

El ISBN es ese código de barras que incluyen los libros y que facilita la gestión en librerías. Apunta a una serie de datos básicos que se pueden recuperar con la lectura de ese código, como el título, el nombre del autor o la autora y, lo más importante, el precio, ya que te recuerdo que los libros en España tienen precio fijo.

El ISBN tiene un coste de 45€ y se compra cada vez que generas una edición o un formato alternativo de tu libro. Lo ideal es que compres uno para la versión impresa y otro para la digital, pero ya te digo yo que muchos autores autoeditados pasan olímpicamente y emplean el mismo número para todas las ediciones y revisiones de una misma obra.

Gastos de marketing

Diría que el gasto en marketing es el más elevado de los implicados a la hora de calcular cuánto cuesta autoeditar un libro. Al menos, de una campaña de venta exitosa. Naturalmente que puedes promocionarlo por tu cuenta, sin invertir ni un euro, llamando a todas las puertas posibles y sembrando internet de materiales promocionales, pero ya te digo yo que con eso nunca es suficiente.

Uno de los problemas que veo en la promoción de libros autoeditados es la tendencia al spam por parte de sus autores. Sabemos que en Internet los mensajes son efímeros, que sólo calan cuando se repiten hasta la saciedad, pero existe una delgada línea entre el divulgador y el spammer, y cómo de tan delgada que es resulta hasta invisible, lo habitual es tener un pie en ambos terrenos. Esto repercute en una pérdida de credibilidad que ya comenté al hablar de las desventajas de la autoedición.

Por ello, por muy poco que quieras dejarte, no dudes en invertir en cierta promoción en redes sociales. Algo ligero, como un anuncio en Facebook o Instagram, que hasta cierto punto son asequibles. No te digo que inviertas una suma importante en Google Ads porque, seamos realistas, si de lo que se trata es de ahorrar, no es la plataforma más indicada para ello. Eso sí, permite campañas muy específicas que, en caso de que autopubliques un libro de contenido muy concreto, como libros técnicos o de géneros ultraminoritarios, pueden darte visibilidad.

Cuánto cuesta autoeditar un libro: Conclusiones

Como has podido leer, he tratado de responder a la pregunta cuánto cuesta autoeditar un libro. Si esperabas una cifra concreta, jamás la obtendrás, ni en mi web ni cualquier otra que te ofrezcan informaciones similares.

El proceso de edición está repleto de posibilidades que pueden encarecer el presupuesto, pero también ofrece la posibilidad de salir al mercado con un libro de impacto cero en tu cuenta corriente. Tiene más trabajo, es evidente, pero si le echas morro (otro tema a tratar en artículos futuros), te puedes llevar una sorpresa.