Trampa 22, de Joseph Heller

Resulta difícil definir los interregnos de la tragicomedia. Tales transiciones acostumbran a ser bruscas, o tan sutiles que corremos el riesgo de tomarnos a broma acontecimientos que deberían conmovernos. Trampa 22, de Joseph Heller, es un ejercicio maestro de esta tesitura, una obra maestra que establece puentes igual de perfectos entre la comedia y la tragedia. A través de una narración omnisciente en tercera persona, capaz de transicionar sin tropiezos entre distintos personajes, Heller construye una descripción verosímil sobre “el horror de la guerra”, los esfuerzos de un grupo de jóvenes soldados en un entorno donde el mayor enemigo es la cadena burocrática que los retiene en su puesto.

trampa 22 por joseph heller

Esa cadena es la trampa 22, una invención extraoficial que, a modo de paradoja, impide a los pilotos regresar a sus hogares, obligándoles a realizar nuevas misiones cuando ellos ya creían superado el límite asignado. La trampa 22 deviene así el arma que, paulatinamente, aniquila al escuadrón de John Yossarian, por así decirlo, el más prominente de los protagonistas de esta obra.

Trampa 22 es una novela coral aunque el foco del narrador tienda a posarse sobre Yossarian. Como decía, las transiciones son lo bastante sutiles como para dudar de si la atención está en el soldado o en cualquiera de sus compañeros. Así, nos encontramos con un elenco de personajes construidos al mismo nivel.

A nivel formal, Trampa 22 trabaja de forma impecable los géneros en los que se apoya. Como comedia, resulta hilarante, con momentos que parecen extraídos de un programa radiofónico de los Hermanos Marx, donde una misma frase puede entrar en contradicción, al igual que dos pies descoordinados generan un efecto cómico al tropezar. Que el grueso de los pasajes de la obra se paseen por el absurdo solo consiguen que, una vez caído el velo del humor, la cruda realidad nos golpee con mayor fuerza.

Las desventuras de Yossarian concluyen envueltas en drama, pero también en esperanza, la misma a la que debieron aferrarse miles de soldados durante la Segunda Guerra Mundial o, posteriormente, durante la Guerra de Vietnam. Heller participó en la primera y, con su Trampa 22, aportó una lectura crítica a la que se acogieron millones de jóvenes. Trasladada al 2020 del Covid-19, vemos en mucha de las políticas mundiales el mismo juego paradójico que mantiene a la población bajo control, zarandeados por el miedo al contagio y la esperanza escatológica que nos devuelva a la “normalidad”.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.