La Biblia desenterrada, por Israel Finkelstein y Neil Asher Silberman

Israel Finkelstein y Neil Asher Silberman sacuden en La Biblia desenterrada los cimientos del libro más influyente de la historia. Lo hacen gracias a los avances de la arqueología, una disciplina con la que poner en entredicho concepciones asumidas por el gran público, si bien discutidas desde hace siglos por la comunidad académica.

la biblia desenterrada

La Biblia desenterrada parte desde la justificación, la certeza de si existe historicidad en los eventos relatados en la Biblia. Naturalmente, la hay; nadie compone una obra de tales dimensiones sin que se le escapen referencias al pasado de Israel, pero si algo deja claro el volumen, es que es más accidental la coincidencia que la disparidad, ya que todos los libros de la Tora apuntan a un interés reformador por parte de la regencia judaica del siglo VIII-VII a. C. Así, vemos que los patriarcas de Israel se aproximan más al mito que a la figura histórica, que la adoración a un dios único es un fenómeno relativamente reciente dentro de la cultura semítica y que el grueso de los redactores de la Biblia, en especial aquellos que se encargaron de Crónicas y Reyes, favorecían a los intereses de Judá, el reino fraterno de Israel que, una vez cotejadas las evidencias arqueológicas, desvela su rechazo a la idolatría y la dominancia de su hermano.

Finkelstein y Silberman hacen de una materia potencialmente farragosa una lectura amena y fácil de leer. Por medio de pequeños capítulos resumen los episodios bíblicos. Acto seguido, recurren a dos siglos de trabajos arqueológicos para ubicar al pueblo judío en un convulso territorio lleno de potencialidades. Así, a los movimientos de los locales, encontramos los intereses de grandes naciones como Siria, la participación de los hebreos en la gran crisis propiciada por los llamados «pueblos del mar» y los respectivos apogeos culturales y económicos de los reinos de Israel y Judá.

La Biblia desenterrada es un ensayo completo sobre las incógnitas que acompañan a una fe tan sólida como la judía. Este volumen responde, siempre desde un ángulo arqueológico, a preguntas como si existió el Rey David, si el reino de Salomón fue tan opulento como lo pintan las escrituras y por qué los episodios históricamente más brillantes de la región, como el reinado de la dinastía omrita, reciben un trato terrorífico dentro de Reyes.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.