La dignificación de las lenguas SEO

Hablar de posicionamiento en buscadores dentro del entorno literario deriva con facilidad en la diferenciación entre objetos y productos literarios. No entraré en ella, pues considero que las obras inscritas en ambas categorías responden a diferentes necesidades tanto iniciales como finales. Lo importante, en cualquier caso, es describir las consecuencias que la divulgación de esos trabajos y de sus autores tiene en la red, en especial, ese amplio grupo de escritores y escritoras que responden a la, en demasiadas ocasiones denostada, etiqueta de autores independientes.

¿Qué es un autor independiente?

A mi parecer, es todo aquel escritor fuera del circuito editorial. Lo contrario a la persona cuyo manuscrito es seleccionado por una editorial y, tras una serie de procesos de revisión y pulido de forma y contenido, resultan en la cara visible tras el libro que adquieres en tu librería favorita.

Los autores independientes, al igual que las editoriales calificadas con el mismo adjetivo, replican este modelo con medios limitados, modestos, incluso paupérrimos, de ahí que el resultado, en la mayoría de casos, brille con menos intensidad de la deseada y, por ello, el alcance de ese brillo sea también inferior.

Por suerte para todos los autores independientes, grupo en el que también me incluyo, Internet ha creado circuitos alternativos por los que esas obras circulan, en algunos casos, al mismo nivel que los más reputados best-sellers. Aun así, esos casos son contados y presentan una casuística rocambolesca, donde el autor sorprendido por el éxito sirve de referente a la hora de defender la viavilidad del sector al que representa.

El papel del SEO en la vida del escritor independiente

El SEO (Search engine optimization) es una de las herramientas cruciales para el autor independiente. Quizá esté en un tercer o cuarto puesto en crucialidad, por debajo de una fuerte presencia en redes sociales (estrechamente ligada al SEO) y, naturalmente, la calidad literaria de su novela o poemario.

El posicionamiento es necesario porque, de no cumplir con una serie de consignas estandarizadas, cualquier intento de hacerse visible en Internet puede caer en saco roto.

No entraré aquí en el posicionamiento dentro de marketplaces como Amazon, donde las leyes de Google cambian por completo. Me ceñiré a esta estrella entre los buscadores, un monstruo que reclama contenidos constantemente, por otra parte, algo que los escritores deberíamos saber hacer.

A grandes rasgos: a más y mejores contenidos, más alta la posición que nuestra web alcanzará en los resultados de búsqueda. Aunque aquí surge una pregunta: ¿Qué contenidos debo generar y a qué aspiro con ellos?

Las palabras clave

Las palabras clave definen los conceptos por los que nuestra web competirá en Internet. Para una marca es sencillo, ya que trabajan con productos. ¿Pero qué ocurre con los escritores? Fácil, pueden trabajar por su marca personal o por cualquiera de los títulos de sus novelas. El problema (porque no podía ser tan sencillo) es que nadie, salvo tus familiares y amigos (y tú mismo/a, no nos engañemos), te buscará por tu nombre o pseudónimo.

Los vicios de las palabras clave

Ocurre en todos los sectores: la búsqueda de palabras clave dentro de un nicho tiende a la afectación, a escoger para las entradas de nuestro blog o sección de noticias temas que, o no nos representan, o cuestan de integrar en un párrafo de texto. El drama se dispara cuando trabajamos con long tail keywords, combinaciones de palabras clave de gran extensión. Son las de más fácil reconocimiento, pues como toda palabra clave, aparece en títulos, primera línea del artículo y en cualquier subtítulo en el que se divida el texto.

La culpa de tal afectación recae en un plugin de WordPress (el CMS más utilizado a día de hoy) llamado Yoast SEO (o cualquier otra herramienta que realice la misma función).

Yoast SEO incluye en cada post una lista de acciones recomendadas. De seguirlas a pies juntillas, Google tratará mejor tu página web cuando ande a la caza de contenido relevante. Lamentablemente, y en muchas ocasiones, aplicar todos los consejos que proporciona la herramienta promociona la afectación.

Como el escritor independiente está por lo que está y tampoco es un experto en posicionamiento, los consejos de Yoast van a misa y no tarda en dar el cante ante sus lectores serios.

Por eso, el sector que más ahonda en el SEO dentro del sector literario es el didáctico: todos esos blogs que nos enseñan a escribir más y mejor, a construir diálogos creíbles y personajes inolvidables. En tales casos, las keywords tienen sentido pero esconden oscuros intereses.

El interés económico tras los blogs literarios

Cuando hablo de blogs literarios, me refiero a todos aquellos que tratan la literatura como un producto de consumo. Los blogs y magazines académicos y de crítica literaria (no reseña) quedan al margen, pues siguen reglas distintas. También los blogs de poetas o relatistas que ofrecen sus creaciones al margen de la tiranía del SEO (pero que también pueden desarrollarlo con menor intensidad).

Los blogs literarios saben que escriben textos de rápido consumo (o nulo consumo) que apunta a palabras clave con elevadas impresiones (las veces que el término aparece en las búsquedas) y que apuntan a las ilusiones de muchas personas por despuntar en su género o que, simplemente, buscan guía en sus primeros pasos por la escritura.

Cada vez que alguien realiza la búsqueda, por poner un ejemplo, “cómo vivir de la escritura” y hace clic en los primeros resultados que Google le ofrece, esa web hace dinero. Dinero en el momento en que visualizas un banner publicitario, más dinero cuando haces clic en el citado banner y, rizando el rizo, cuando contratas cualquiera de los servicios que ofrecen los profesionales tras estos consejos.

La responsabilidad de los escritores independientes

Al igual que ocurriera siglos atrás con la dignificación de las lenguas comunes, gesto iniciado por autores como Dante y, en nuestras tierras, por una cadena de poetas que desemboca en Góngora, la lengua del SEO merece especial pulimento.

dante-alighieri-escritor-independiente

Dante Alighieri, más que autor independiente, genio independiente.

El concepto tras el que ando es la construcción de textos donde las palabras clave no canten de buenas a primeras. Si cantan, el texto fracasa; si fracasan tus textos, fracasa la credibilidad de tu página personal.

Llegados a este punto, podrías preguntarte por qué demonios tengo que posicionar mi web y, para más inri, a través de este método más propio del copywriting. La respuesta es por tu carrera profesional. Te las des de indie o andes en busca del brazo protector de una editorial, necesitas que la gente te lea y tu trabajo guste. En el primero de los casos, obtendrás la audencia que, en otras circunstancias, tendrías que currarte a golpe de talonario; en el segundo, se dice y se cuenta que los grandes grupos editoriales buscan gente que, aparte de escribir bien, lo pete socialmente. Si aún no te has dado cuenta, así funciona el mundo, al menos así funcionó 2018 y así funcionará con algunos matices 2019. Así que, por muy independiente que seas, aquí has encontrado tu primera dependencia.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.