2ª parte de una serie de opiniones sobre la literatura serial

Hace unas semanas inicié una serie de post sobre la literatura serial, y si la numeré fue para garantizar que tendría continuidad y no se convirtiera en un artificio metaliterario y una nueva excusa para marear a los seguidores de este blog.

En esta segunda entrega, repaso alguno de los servicios y webs disponibles para los seguidores de este tipo de ficción, desde ávidos lectores a aquellos que buscamos nuevos terrenos por los que mover nuestras ideas.

literatura serial wattpadComienzo por Wattpad, la estrella entre las webs que permiten albergar contenido serializado. Es lo bastante popular como para ofrecer historias en nuestro idioma, pero en algunos aspectos tan amateur que dar con una lectura de calidad puede requerir más tiempo que su consumo en sí. Por otra parte, la democratización de la narrativa1 implica una reducción de la calidad. La franja de edad de los autores en Wattpad justifica la falta de formación. Una de las partes positivas del servicio es que, si además de escritor o escritora (aspirante o no) eres una bestia social, tienes muchos puntos ganados a la hora de vender tu historia. Un formato ideal para los fieles seguidores de la fantasía épica o los romances entre jovencitas y criaturas sobrenaturales.

jukepop_logo

Otra herramienta en el estilo, menos popular, eso sí, es JukePop, un sistema que combina la literatura serial con el crowdfunding. El autor publica su historia en capítulos, el público lee y juzga y JukePop premia a los más votados. Es un método sencillo que no deja de ser un reparto de royalties por tráfico y publicidad. Migajas de pastel que al escritor ya le van bien porque, en esto de los mercados, nunca se sabe por dónde van a llegar los beneficios. Para los que prefieren ir al grano, JukePop también ofrece opciones de mecenazgo puro y duro, más allá de la sutil gamificación que tanto se estila últimamente.

Como no, también hay peces gordos en esto de los seriales. Tenemos a Amazon y sus Kindle Serials, donde te suscribes a una novela por capítulos y la vas recibiendo hasta que finaliza. Vuelve a ocurrir aquello que ya analicé a partir del éxito de “Varón de multiforme ingenio”, mi novela autopublicada: vives bajo las leyes (o caprichos) de una multinacional, así que luego no te quejes si se descarga menos de lo que esperabas o, a la larga, el mercado de los usuarios de Kindle se te queda pequeño.

Kindle Serials me obliga a hablar de Plympton, un servicio que gracias a Rooster, su versión para dispositivos móviles, distribuye ficción de pago directamente a tu teléfono. Quizá sea más dañino para la retina, pero casi mejor ganar dioptrías leyendo un buen libro que mirando vídeos de gatos2.

De Plympton salto a DailyLit, una gente que lleva más tiempo que ellos ofreciendo literatura serial y con los que han unido fuerzas a través de Rooster. En su catálogo hay mogollón de libros gratuitos, clásicos la mayoría, con el único requisito de registrarse en su web para disfrutarlos. Como en el caso de las dioptrías, prefiero sacrificar mis datos personales en un servicio de lectura que en una red social3.

De los blogs no hablaré porque, aunque útiles, no me parecen un formato orgánico. La forma de catalogar los textos en servicios como Blogger o WordPress resulta lógica para una bitácora, no para una publicación que puede llegar a tener capítulos hasta el hartazgo. Entraría en conflicto la lectura con la navegación, y al tercer clic, ganaría la segunda. No digo que sea inviable, pero resulta más complejo4.

Y yo creo que con esto es suficiente. Las siguientes entregas de esta serie sobre la literatura serial se centrarán en la acción, en una idea que detallo en las notas a pie de página y que no repito porque también me gusta que os las leáis.

La cabecera es propiedad de cfiesler, las demás enlazan con su fuente.


  1. Muy diferente a la democratización de la literatura, donde la forma, y no solo la historia, importan. 

  2. No tengo nada en contra de los vídeos de gatos. 

  3. A las que tampoco me opongo, como bien demuestro con este link a mi cuenta de Twitter: @billjimenez 

  4. Esta clase de blogs, y aprovechando que tengo (momento publicitario) algo de experiencia en diseño web, dependen de su sidebar para funcionar. Un servicio gratuito ofrece pocas opciones de ordenación de post, pero WordPress, por ejemplo, cuenta con algunos plugins que facilitan esta tarea. Yo mismo, a día de hoy, finalizando 2014, estoy barajando la posibilidad de publicar un nuevo serial pulp a través de esta misma web. Iré informando al respecto, pero ni quiero sacrificar la navegación ni cargarme el actual diseño, del que estoy bastante orgulloso aunque no haya hecho más que meterle mano al código del tema Independent Publisher

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.